Los coches del futuro están en el presente

Desde hace años, mucha gente se ha preguntado cómo serían los coches del futuro. Se ha podido ver en diferentes películas tales como “Yo Robot”, que los vehículos iban solos, sin la necesidad de un conductor que los manejase. Estas suposiciones se han hecho realidad. Y es que, estos vehículos ya están circulando en algunas carreteras, aunque son coches de prueba de determinadas compañías.

Estos coches se conocen como coches autónomos, y  son aquellos capaces de imitar las capacidades humanas de manejo y control. Como vehículo autónomo es capaz de percibir el medio que le rodea y navegar en consecuencia. El conductor podrá elegir el destino, pero no es necesario para activar ninguna operación mecánica del vehículo. Los vehículos autónomos perciben el entorno mediante diferentes técnicas como pueden ser  láser, radar, o sistema de posicionamiento global.

Ken Washington, jefe mundial de investigación e ingeniería avanzada de Ford, afirmó que entre cinco y diez años se tardará en ver coches autónomos a la venta en concesionarios. Además, indicó en una reciente entrevista concedida  a El Confidencial que “estos coches conducirán mejor que nosotros, ya que no beben ni se distraen al volante. Porque, recuerde, más del 90% de los accidentes que resultan en víctimas mortales se deben a un error humano. Es una oportunidad de hecho para mejorar la seguridad.”

Sin embargo, esta seguridad no está del todo garantizada. Esto se debe a que  la compañía de servicio de transporte de personas Uber ha suspendido el programa de prueba de sus vehículos sin conductor después de que uno de sus vehículos sufriera un accidente. El coche de esta empresa  volcó tras sufrir una colisión con otro coche en Arizona (EEUU). Y es que, no es la primera vez que un hecho similar ocurre. Algunos medios estadounidenses indican que más de un vehículo aútonomo se ha saltado semáforos en rojo.

Pero al margen de accidentes y mejoras que estos vehículos necesitan, está claro que esto supone un gran avance tecnológico, que traerá muchos beneficios. Desde la reducción de la contaminación, ya que buscarán siempre las rutas más idóneas, hasta ventajas más humanas, ya que personas con problemas físicos y psíquicos puedan desplazarse con mayor facilidad.

Álvaro Castejón Mariscal de Gante

BIBLIOGRAFÍA

-(Marzo, 2017) Uber retira de circulación temporalmente sus coches autónomos tras un accidente,La Vanguardia http://www.lavanguardia.com/motor/actualidad/20170327/421227697694/uber-suspende-programa-coches-autonomos-accidente.html

-Méndez, M.A. ( Marzo, 2017) El hombre de los coches autónomos: “Conducirán mejor que nosotros” El Confidencial http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2017-03-02/coche-autonomo-ford-tesla-piloto-automatico-apple-google-uber_1340730/

No nos engañen

La juventud del presente convive con la presión y el pesimismo, dirigidos por expertos y adultos de manera mal enfocada. A los jóvenes les aturde el futuro y ya no les llena la esperanza. Tienen temor por encontrar trabajo, por prepararse de la forma adecuada  y hasta por hacerlo en exceso.

Las nuevas tecnologías rodean el clima actual y desde arriba también se las critica. Que perdimos la sensibilidad, que perdemos el tiempo, que son tonterías. Que más que ayudar, alejan. Muchos adultos dicen que no envidian nuestro presente, incluso nos miran como si estuviésemos disfrazados de perdedores. Y se equivocan. No nos engañen.

Las nuevas tecnologías protagonizan un tiempo apasionante, veloz, en el que todo es posible. Contamos con las mejores bases de la historia, en sanidad, educación, información y diversión. Lo tenemos en bandeja para ser la generación más exitosa del mundo y demostrar que nuestros adultos no llevan la razón. Gozamos de los mimbres ideales para ser los mejores, solo hay que despojarnos del miedo, valorarnos y atreverse.

Luis Molowny, antiguo entrenador del Real Madrid, les decía a sus pupilos: “Somos los jugadores con mejores condiciones del mundo, si nos esforzamos igual que el rival, venceremos”. Estamos en la sociedad con mejores recursos de la historia, solo hay que esforzarse tanto como las anteriores para ser los mejores.

 

Javier Rodríguez Pascual