El éxito en la sugerencia

Hace un par de años visité una de las casas más increíbles que he visto en mi vida. Le pertenecía a un compañero de escuela de mi vecino, ambos del Liceo Italiano, muy distintos al clima de nuestro barrio. La casa estaba en el centro de Chueca y tras un portón antiguo contenía todo lo necesario para ser una vivienda espectacular, con mayordomos, Playstations plateadas y varios Francis Bacon. Fui allí porque el colega de mi vecino daba una charla sobre una empresa en la que trabajaba, basada en la venta de bebidas energéticas por recomendaciones de amigos. Clamaban en contra de las formas tradicionales de publicidad, apostaban por un sistema en el que tus conocidos te sugerían los productos, confiando en sus experiencias.

Y justo ahora, las nuevas tecnologías han dado un paso más. La publicidad del momento nos sugiere desde nuestros dispositivos a través de nuestra propia experiencia y nuestros propios gustos. Así actúa el machine learning, que predice y sugiere, en base a unos datos infalibles: los nuestros. ¿Cómo rechazar algo que nace de nuestras propias elecciones? Las plataformas de VOD lo ponen en práctica, las cookies corretean para ofrecernos lo que buscamos y los resultados están siendo muy exitosos. De hecho, algunos taquillazos recientes de la gran pantalla se han producido gracias a películas elaboradas en base a los gustos de sus consumidores potenciales.

Si le haríamos caso a las sugerencias de amigos, las nuestras suponen la nueva revolución de la publicidad.

 

BIBLIOGRAFÍA

Eva Patricia Fernández, 1/2017, “Machine Learning o por qué Superman es colega de Batman”

Machine Learning o por qué Superman es colega de Batman

 

Javier Rodríguez Pascual

Algoritmo Instagram

En estos últimos meses, la red social “Instagram” ha añadido un nuevo algoritmo para facilitar el uso a los usuarios de esta aplicación.

Este algoritmo lo que hace es analizar cada perfil de usuario que hay registrado, esto lo hace para saber cuáles son los gustos de cada persona, los temas por los que están más interesados, los perfiles de personas que más visita, o cualquier otro perfil de interés, no tienen que ser de personas, por ejemplo, puede ser de ropa, moda, etc.

Al hacer este estudio, el mismo algoritmo hace que, las publicaciones no aparezcan de forma cronológica, es decir, aparecen desordenadas con relación al tiempo de su publicación. Esto los podemos explicar poniendo el ejemplo de que el perfil A ha subido una foto hace 2 horas, pero te aparece antes la publicación del perfil B, aunque la de este se haya registrado hace 9 horas. Esto ocurre así porque, el algoritmo entiende que para ti tiene más interés la publicación del perfil B, que la del A, aunque la de este último haya sido publicada hace menos horas.

Aunque parece que este algoritmo lo que ha hecho es facilitarnos el uso de “Instagram”, ha tenido varias críticas y no le ha gustado, como era de esperar, a todos los usuarios. Pues una de las mayores críticas que se le puede atribuir, es que, te dejas mucha información sin visualizar, pierdes contenidos.

Este algoritmo también lo tienen otras redes sociales, como es el caso de “Facebook” o “twitter”.

María Fernámdez González

Dos bandos

Las nuevas tecnologías han hecho retumbar el panorama mundial en apenas diez años. Como si otro meteorito hubiese caído sobre la Tierra, los avances tecnológicos nos han cambiado el devenir. Y al ser un cambio, siempre se responde ante él en dos variantes: con los adaptados y los inadaptados.

Los primeros se identifican con los millennials y sus cercanos, que nacieron con la innovación tecnológica debajo del brazo y crecen al son de los avances en tecnología. Usan las aplicaciones de la modernidad a velocidad de vértigo y conviven con ellas sin ningún miedo. Se quieren y conforman una sinergia insustituible.

Por el otro lado resaltan los inadaptados, quienes no cazaron la magia de esta revolución y la miran desde la óptica de la queja. Se sienten amenazados por las máquinas, los smartphones y las redes sociales. Se pierden con las nuevas aplicaciones y usan Whatsapp de forma compulsiva, pero para compartir vídeos de broma.

Las revoluciones dejan siempre una escenario enfrentado y con la tecnología este aspecto no ha cambiado. Es la guerra: adaptados vs inadaptados.

 

Javier Rodríguez Pascual

La tecnología que acecha

Robert Skidelsky, profesor emérito de Política Económica en la Universidad de Warwick, teme el trepidante crecimiento de las nuevas tecnologías. Como comentábamos previamente en el blog, estos avances sirven para facilitarnos la vida y agilizar nuestros procesos de formación. Sin embargo, el economista británico expresa sus recelos sobre el nuevo rumbo que está tomando la tecnología: amenaza el empleo humano.

Las nuevas noticias en innovación atentan contra las prestaciones humanas. La persistente digitalización y automatización de las tareas es un peligro real a la hora de sustituir las horas humanas de trabajo por la inteligencia artificial de máquinas.

Robert Skidelsky lo tiene claro, debemos controlar los avances con una idea innegociable: la tecnología nace como instrumento de ayuda al ser humano, no como una amenaza a sus propios intereses. El experto ya lo vaticina y acaba por señalar la razón de los luditas…

 

BIBLIOGRAFÍA

Gómez V. Manuel, (abril 2017), “Una buena idea sería ralentizar la automatización. ¿Qué prisa tenemos?” http://economia.elpais.com/economia/2017/04/16/actualidad/1492366906_906684.html

Javier Rodríguez Pascual