Dos bandos

Las nuevas tecnologías han hecho retumbar el panorama mundial en apenas diez años. Como si otro meteorito hubiese caído sobre la Tierra, los avances tecnológicos nos han cambiado el devenir. Y al ser un cambio, siempre se responde ante él en dos variantes: con los adaptados y los inadaptados.

Los primeros se identifican con los millennials y sus cercanos, que nacieron con la innovación tecnológica debajo del brazo y crecen al son de los avances en tecnología. Usan las aplicaciones de la modernidad a velocidad de vértigo y conviven con ellas sin ningún miedo. Se quieren y conforman una sinergia insustituible.

Por el otro lado resaltan los inadaptados, quienes no cazaron la magia de esta revolución y la miran desde la óptica de la queja. Se sienten amenazados por las máquinas, los smartphones y las redes sociales. Se pierden con las nuevas aplicaciones y usan Whatsapp de forma compulsiva, pero para compartir vídeos de broma.

Las revoluciones dejan siempre una escenario enfrentado y con la tecnología este aspecto no ha cambiado. Es la guerra: adaptados vs inadaptados.

 

Javier Rodríguez Pascual