Piel artificial: por la eterna juventud

La piel “artificial” es una especie de segunda capa que se adhiere a nuestra piel natural para que no se vean las arrugas de la edad. Actúa como careta, pero si se tratase simplemente de una máscara no estaría hablando de ella. Su interés está en que, además de cubrir las arrugas, posee el poder de eliminarlas generando una piel más joven y restaurando algunos de los efectos de la edad. Esto es posible debido al desarrollo de un polímero biocompatible con el ser humano.

Los desarrolladores de esta curiosa piel querían que su invento reparase la piel natural, y escogieron unos polímeros con las condiciones de elasticidad y flexibilidad adecuadas a la piel humana. Que fuesen unos polímeros biocompatibles era esencial para que se acoplasen bien a la piel y pudiesen repararla sin ser rechazados antes.

También señalaremos la existencia de otro tipo de piel artificial, que se refiere a aquella que fue pensada y creada para tratar quemaduras de personas.

Aunque este tipo de avances puedan parecernos extraños y recordarnos a la película de Pedro Almodóvar “La piel que habito”, en España ya se ha realizado el primer trasplante de piel artificial fabricada con las células de la paciente. Se trató de la intervención a una joven que había sufrido quemaduras en el 70% de su cuerpo. Esta intervención salvó la vida de la joven y regeneró su piel. En la operación se utilizó la innovadora combinación de ingeniería tisular y nanoestructuras. Además, estamos ante la primera operación en el mundo que emplea un tipo de piel fabricada a partir de las células de la paciente y agarosa, un polisacárido que se extrae de las algas.

Se sabe que se está fabricando nueva piel destinada a un segundo paciente, con más del 70% de su cuerpo quemado. El SAS (Servicio Andaluz de Salud) ha pedido la autorización para el empleo de esta piel en toda la nación.

Desde luego, esta segunda aplicación de la piel artificial resulta un fin mucho más noble y bueno que su uso antienvejecimiento.

SERGIO CARRO RODRÍGUEZ

 

Bibliografía