La ética de los robots

Según la Unión Europea, en el mundo hay 1,7 millones de robots, y esta es una cifra que no cesa de crecer. Si se sigue desarrollando la inteligencia artificial de estos robots, será conveniente que sus leyes morales avancen a la misma velocidad y no se queden atrás. Pero, ¿existe un código ético aplicable a estas máquinas?

En 1942, el escritor Isaac Asimov estableció tres leyes para componer el código ético de los robots:

  1. Un robot no hará daño a un ser humano ni permitirá, por inacción, que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los humanos, excepto si entran en conflicto con la primera ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda ley.

Los robots se están expandiendo, y como creadores habremos de asumir la responsabilidad de sus actos. Si no siguen ningún código ético o este código tiene fallos, nos enfrentaremos a nuestro propio monstruo de Frankenstein.

 SERGIO CARRO RODRÍGUEZ

Bibliografía: